Lo que debes saber antes de comprar un diamante


Durante siglos los diamantes han sido considerados como bellos, mágicos, misteriosos y poderosos. Han sido buscados, venerados y asociados con la riqueza, el éxito y el amor. Pero de todas estas la que sobresale es el Amor.

La compra de un diamante debe ser una experiencia inolvidable, en Carranza y Carranza haremos que eso sea posible y nos aseguraremos de que tomes la mejor decisión.

Es muy fácil que las personas se pueden confundir cuando entran en el tema de los diamantes, cuando lo que realmente se necesita es una sencilla y clara explicación de las 4´C de los Diamantes.

Te invitamos a conocer la información completa de lo que debes saber acerca del maravilloso mundo de los diamantes:  Carat (Peso), Color, Claridad y la más importante de todas el Corte, ya que es la característica que mas influye en la belleza y el valor de los diamantes.

El Corte no debe de confundirse con la forma del diamante, el Corte se refiere a las posiciones de las facetas del diamante y a la proporción de sus dimensiones, las cuales determinan la cantidad de brillantez, fuego y centelleo que produce un diamante.

Corte


El Corte de un diamante es el resultado de la habilidad del tallador, su precisión y cuidado al tallar el diamante determinará el tamaño de la mesa, la proporción del pabellón y el ángulo de la corona.

Cuando se evalúa el Corte de un diamante también se considera el Pulido y Simetría de la gema. Un Pulido ideal se refiere a que todas las facetas están acabadas armoniosamente y libres de manchas visibles en la superficie. La Simetría se refiere a la precisión de la forma del diamante y a la exactitud en que están alineadas cada una de las facetas de la gema.

El Corte Ideal Lazare es una fórmula matemática para cortar el diamante en ángulos y proporciones precisas para obtener una óptima reflexión y refracción de la luz. El resultado es un diamante con una maravillosa belleza singular.

Todos los diamantes brillan, pero un Diamante Corte Ideal Lazare ofrece un equilibrio óptimo de centelleo, fuego y brillantez.

En esta sección podrás conocer a fondo los detalles de la anatomía de un diamante y tomar la mejor decisión.

corte

Mesa

Es la faceta más grande y más importante del diamante, cubre las facetas de la corona de la piedra.

mesa-ideal-new

IDEAL

mesa_spread-new

SPREAD

mesa-swindled-new

SWINDLED

Pabellón

La parte inferior del diamante del filetín.

ideal-pabellon-new

IDEAL

deep-pabellon-new

DEEP

flat-pabellon-new

FLAT

Corona

La parte superior del diamante encima del filetín.

ideal-corona-new

IDEAL

deep-corona-new

DEEP

flat-corona-new

FLAT

Color

El color de los Diamantes va desde un color blanco puro y transparente (el más caro y el de más valor), pasando por ligeros tonos cálidos hasta llegar a saturados tonos amarillos. También existen diamantes en otros colores que se consideran como colores “Fancies”.

El color es considerada como la sutil “C”, pues es la característica mas difícil de determinar. Se requiere ver la gema en un ambiente controlado, con adecuada iluminación y sobre un fondo blanco. Es necesario comparar el diamante con diamantes maestros calibrados previamente por el GIA (Gemological Institute of America) o por la AGS (American Gem Society) y analizar con un ojo entrenado para poder encontrar la correcta diferenciación de los colores.

Toma mucho tiempo a un experto determinar el color preciso de un diamante, especialmente entre los tres primeros rangos de color D, E y F, y el valor del diamante puede variar considerablemente. Los colores con tonos cálidos J, K y L son más comunes y de valor más accesibles, aunque esto no quiere decir que reducen su belleza.

Claridad

La Claridad de un diamante se refiere a la presencia o ausencia de inclusiones en el diamante o manchas en la superficie de la gema. El número de inclusiones, tamaño, posición y contraste determina el grado de claridad de un diamante.

Un diamante Flawless (sin imperfecciones) es el grado mas alto de claridad, y significa que la gema esta libre de cualquier mancha o inclusión visible por un ojo entrenado utilizando una magnificación de 10x. La mayoría de los diamantes presenta pequeñas inclusiones que nos ayudan a confirmar la naturaleza del la gema, normalmente no afectan en el desempeño de la luz, y se clasifican desde VVS1 hasta SI2 dependiendo que tan difícil es para un experto encontrarlas. Entre menos inclusiones tenga un diamante es más raro y de mayor valor.

Algunas inclusiones son fáciles de observar a simple vista y pueden afectar el brillo o la durabilidad de la gema y se clasifican como diamantes I1, I2 o I3.

Cart-Peso

El Carat o Peso de un diamante es la característica más fácíl de determinar de las 4 C's. El Peso se mide en quilates. Cada quilate se divide en 100 puntos. Un quilate equivale a 0.2gr. y un punto es 0.002 gr. ¡Lo equivalente en peso a tres finas migajas de pan!

Un diamante de un quilate puede costar cuatro o cinco veces más que uno de medio quilate de las mismas características, por que los diamantes entre más grandes son más raros y más valiosos, por lo tanto son más costosos.

Más Carat o Peso no siempre mejora el valor de un diamante. De hecho muchas veces, agregar más peso reduce el brillo de la gema, porque buscando obtener un diamante mas pesado se afecta a la proporción de la gema y mucha de la luz que entra en el diamante se refleja en las facetas opuestas en un ángulo erróneo, escapando por los lados y causando una sombra oscura en el centro del diamante.

El tamaño es la característica más obvia y mas buscada, pero tal vez es la última para determinar el valor de un diamante.